LLAMARContactar

Puede que las personas que no están familiarizadas con las oposiciones de Ayudante de Instituciones Penitenciarias se imaginen que las puertas de las aulas de Madrid el día del examen son un hervidero de aspirantes jóvenes recién salidos de la Universidad o de otro tipo de estudios, pero nada más lejos de la realidad. Cada vez es más común encontrarse con aspirantes de más de 30, 40 o incluso 50 años. Por eso, hoy vamos a hablar de las ventajas de opositar a los 50 años.

Nunca es tarde para darle un cambio a tu vida y para perseguir tus sueños, y en nuestra oposición no hay edad límite como ocurre con otros cuerpos, así que ¿por qué no intentarlo?

En  academia Forvide siempre intentamos echar una mano a todos los opositores para que la organización y el estudio les lleve hacia su meta, sea cual sea su edad. Con este fin en nuestro blog hemos hablado sobre los siguientes temas:

Sin más dilación vamos a abordar la materia que nos ocupa, y cuando acabes de leer la entrada seguro que te convences no solo de que es posible opositar a los 50 y aprobar, sino de que incluso puede tener sus ventajas hacerlo en esta etapa de la vida. ¡Comenzamos!

VENTAJAS DE OPOSITAR A LOS 50

como-opositar-a-los-50

Si has decidido opositar tras haber cumplido el medio siglo, es normal que al principio todo se te haga cuesta arriba. Tenemos muchos estereotipos e ideas preconcebidas que nos llevan a aceptar premisas como realidades, ¡y no es así!

Todos los candidatos se enfrentan a dificultades independientemente de su edad, pero entonces es el momento de sacar a la luz tu resiliencia y hacer de tus debilidades verdaderas fortalezas para conseguir tu sueño: Tu plaza de funcionario o funcionaria de prisiones.

Algunas de estas ideas intrusivas a la hora de opositar a los 50 pueden ser:

  • ‘’Hace mucho que no estudio’’. Para empezar, que una persona sea joven no significa que haya dedicado su vida al estudio y que ya tenga una rutina adquirida.

Además, te sorprendería saber la cantidad de aspirantes que, si son constantes con su preparación, acaban adelantando por la derecha a personas que a priori podrían empezar con mejor base, ¡así que no dejes que esta idea te eche para atrás!

  • ‘’Tengo obligaciones laborales o familiares’’. Cada opositor tiene sus circunstancias, pero si realmente deseas la plaza, seguro que eres capaz de conciliar tu vida con el estudio. Las personas que han trabajado en la empresa privada tienen mucho más claras las enormes ventajas de conseguir un puesto de trabajo estable y con buenas condiciones como es el de Ayudante de Instituciones Penitenciarias, y si tienes familia seguro que nada te daría mayor satisfacción que poder pasar tiempo libre con ellos y que el trabajo no vuelva a preocuparte, ¡así que a por ello!
  • ‘’Me da vergüenza’’. A los opositores más veteranos puede llegar a darles corte verse entre aspirantes mucho más jóvenes que ellos, aunque repetimos que precisamente en nuestra oposición la media de edad no es tan baja como se piensa desde fuera por lo que opositar a los 50 es muy normal.

Quítate tus miedos y complejos, eres un opositor más y puedes llegar a superar a tus compañeros de pupitre.

Ser mayor nunca es sinónimo de tirar la toalla en cuanto a oportunidades laborales se refiere, ¡ni mucho menos! Por eso a continuación vamos a repasar las ventajas que puede tener opositar a los 50 años:

ES UNA BUENA IDEA OPOSITAR PORQUE SABES LO QUE QUIERES

Cuando llegan los 50 años, una persona ha tenido tiempo para reflexionar sobre qué es lo que espera de su futuro y se conoce lo suficientemente bien como para ser consciente de sus deseos y preferencias.

Muchos opositores jóvenes empiezan su aventura sin tenerlo del todo claro, y la profesión de funcionario o funcionaria de prisiones es muy vocacional como para no saber si es realmente lo que uno quiere. A los 50 años si se decides opositar es porque realmente quieres desempeñar este puesto de trabajo en tus últimos años de vida laboral y ya no tienes tiempo para dudas o crisis existenciales, es algo que tienes ya superado; ¡y sin duda es algo que juega muy a tu favor!

LA EXPERIENCIA ES UN GRADO PARA SUPERAR OPOSICIONES

A lo largo de 50 años, una persona ya ha superado muchas dificultades y situaciones complicadas, por lo que es muy probable que sepa darle la importancia justa a un examen.

 La serenidad de opositar a los 50 es algo que envidian los más jóvenes, ya que a la hora de enfrentarse a las pruebas selectivas puede ser la diferencia entre conseguir la plaza… o pasarse un año más estudiando.

Además, a esa edad una persona se conoce muy bien y sabe cuáles son sus puntos fuertes y débiles a la hora de estudiar, así que puede enfocar su preparación desde la ventaja del autoconocimiento desde el principio.

MAYOR CAPACIDAD PARA ORGANIZARTE

Si bien es cierto que las obligaciones a los 50 años nada tienen que ver con las que hay que enfrentar a los 20, los opositores veteranos tienen mucho más claras sus prioridades y cuando llega la hora es estudiar, es a lo único que dedican toda su atención.

El ser humano cuando tiene todo el tiempo del mundo tiende a procrastinar y dejarlo todo para el último momento, pero los opositores de más de  50 años  tienen la cabeza mejor asentada y no se dejan llevar por la pereza. Su motivación para organizarse y aprovechar el tiempo es muy alta, y eso supone una ventaja más a añadir a la lista.

TRABAJO ESTABLE

Por desgracia, cuando las cosas se ponen feas en el plano laboral, levantar cabeza a los 50 años es complicado. Ahora mismo el país vive una situación crítica en cuanto a cifras de paro se refiere, y por ello los trabajadores públicos gozan de una tranquilidad que un opositor en la cincuentena sabe valorar.

Conseguir una plaza de Ayudante de Instituciones Penitenciarias es una garantía de tener trabajo hasta la jubilación independientemente de la situación económica del país, lo que supone una gran motivación para cualquier aspirante y más en especial para los veteranos.

CONSEJOS PARA OPOSITAR A LOS 50

A pesar de tener muchas ventajas, opositar nunca es un camino fácil, por eso es una decisión que hay que meditar y tomar siendo conscientes de todo lo que conlleva. Pero si lo tienes claro, aquí van unos consejos para estudiar oposiciones si ya has cumplido los 50 años:

PLANIFICAR EL TIEMPO DE ESTUDIO

Es muy habitual que si decides opositar a los 50, no tengas hábito ni disciplina de estudio.

Recuerda que todo es posible pero que Roma no se construyó en dos días, así que sé paciente pero perseverante.

Al igual que si nunca hemos hecho ejercicio y nos apuntamos al gimnasio, no vamos a poder entrenar cuatro horas al día seis días a la semana, el hábito de estudio también se adquiere poco a poco y de forma progresiva.

Proponte metas que puedas conseguir a corto plazo y asegúrate de contar con buenos instrumentos de planificación y organización. La disciplina para opositar a los 50 se adquiere planteando un horario con tiempos realistas, y a partir de ahí vendrá lo demás.

APUESTA POR LA FORMACIÓN ONLINE

En los tiempos que corren, es una idea excelente decantarse por la formación online, pero en el caso de los opositores de más de 50 años esto adquiere mucho más peso ya que permite compatibilizar el estudio con las obligaciones laborales y familiares de forma mucho más cómoda y abarcable.

oposiciones-a-los-50

NO TE LIMITES A TI MISMO

No permitas que el miedo te paralice y te separe de alcanzar tu sueño de ser funcionario o funcionaria. Piensa que muchas personas lo han conseguido antes que tú, y si ellas han podido, ¿por qué no ibas a poder tú? Destierra las actitudes derrotistas y lucha por tu plaza. Aunque el camino es duro, la recompensa merece mucho la pena, así que ¡manos a la obra!

En Forvide siempre estamos dispuestos a echar una mano a quienes apuestan por opositar a los 50, así que no dudes en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Recent Posts
ventajas-de-aprobar-una-oposicin-en-forvide