LLAMARContactar

En un mundo ideal, los opositores y opositoras se dedicarían en exclusiva al estudio para poder conseguir su sueño, pero la vida real a veces nos carga con otras obligaciones que atender. Opositar trabajando y con hijos parece prácticamente imposible  

Compatibilizar el trabajo con la preparación de la oposición requiere de un esfuerzo extra que muchos funcionarios tuvieron que asumir en su día, demostrando que si se quiere, se puede; tema del que tratamos en otra entrada de nuestro blog: Cómo estudiar las oposiciones trabajando

Pero, ¿qué pasa cuando a esa ecuación le añadimos además el cuidado de los hijos? Hoy vamos a hablar sobre si es posible opositar trabajando y con hijos, ¡sigue leyendo para descubrirlo!

Sí, opositar trabajando y con hijos es posible

preparar-la-oposicion-con-trabajo

En los últimos tiempos, el perfil del opositor a Ayudante de Instituciones Penitenciarias ha cambiado mucho. Si bien hace años los aspirantes solían ser más jóvenes, a día de hoy nos podemos encontrar con opositores de un gran rango de edad.

Esto se debe a que la idea de que estudiar es solo para la gente joven ya se ha superado, además de que para ser funcionario o funcionaria de prisiones no se exigen pruebas físicas y la edad límite es la de la propia jubilación, como explicamos en otra entrada del blog: Requisitos para ser funcionario de prisiones

Este cambio en el perfil de los opositores y opositoras hace que cada vez se presente más gente con hijos y que trabaja para mantener a su familia mientras estudia, y han demostrado que SÍ, OPOSITAR TRABAJANDO Y CON HIJOS ES POSIBLE.

Si estudiar una oposición ya es toda una prueba de constancia y sacrificio, cuando además se va a opositar trabajando y con hijos, requiere de una disciplina todavía mayor, pero también es cierto que se cuenta con una motivación y apoyo enormes que suponen un gran impulso para dedicarles horas a los libros.

Piensa que muchísimas personas que a día de hoy son funcionarias consiguieron la plaza en esas circunstancias, y si ellos fueron capaces, ¿por qué no ibas a poder tú?

No obstante, es un camino duro aunque cada uno de los pasos merezcan la pena, así que vamos a darte unos consejos para que se te haga más llevadero.

>  ¿Se puede opositar con antecedentes penales cancelados?

¿Qué debemos tener en cuenta para poder opositar trabajando y con hijos?

como-opositar-con-hijos-1

Trucos para estudiar en tu hogar al mismo tiempo que cuidas de tus hijos

  • Organiza los espacios. Siempre que sea posible, hazte con un opozulo adecuado que te ayude a concentrarte. Procura que sea un rincón libre de juguetes y demás distracciones, y que el resto de miembros de la familia se comprometan a respetar para contribuir a que tus horas de estudio sean efectivas.
  • Explícales a tus hijos lo que estás haciendo. Si los niños entienden la importancia de tu preparación, respetarán tus horas de estudio con mejor disposición. Cuéntaselo de una forma adecuada a su edad. Para ellos es duro que su papá o su mamá además de trabajar les quite horas de juegos o de atención por tener que estudiar, pero si saben que lo haces por ellos, se sentirán orgullosos de ti y podrán comprenderlo mejor.
  • Aprovecha cuando estén en el colegio o en actividades extraescolares. Si es posible cuadrarlo con tus horarios laborales, procura estudiar cuando los niños no estén en casa. Piensa que hay una serie de actividades que puedes hacer con ellos alrededor o que incluso pueden ayudarte como si fuera un juego, por ejemplo a realizar tareas domésticas; pero para estudiar necesitas estar en un entorno tranquilo y que contribuya a tu concentración.
  • Cuenta con tu red de apoyo. En la mayoría de los casos, las personas de tu alrededor estarán encantadas de ayudarte con los niños para que puedas estudiar. Pasar una tarde con la familia, los amigos del cole o con un cuidador o cuidadora puede darte tiempo para dedicarle a los libros.
  • Aprende a estudiar con ellos en casa. Como es normal, habrá momentos en los que tengas que hincar los codos con los niños en casa, es una de las situaciones más comunes cuando queremos opositar trabajando y con niños. Puedes pensar en alguna actividad para que hagan mientras estudias sin que monten mucho alboroto: hacer un puzle, pintar o que ellos también aprovechen para hacer los deberes. Los hijos copian a los padres y verte estudiando sin duda va a ser muy buen ejemplo para ellos.

Organizarse con sentido

opositar-teniendo-hijos-1

Si organizarse es vital para cualquier opositor, cuando se pretende opositar trabajando y con hijos, esto adquiere una importancia todavía mayor. Aquí tienes algunos tips que pueden ayudarte a conseguirlo:

  • El mítico calendario de la cocina. Un calendario en el que se vean a la vez los horarios y las actividades de los padres, madres y niños puede ser la mejor herramienta para organizarse. ¿Que los niños se van el viernes a un cumpleaños? Qué buen momento para estudiar. ¿Que tienen vacaciones y va a estar más tiempo en casa? Quizás sea mejor no avanzar con el temario en esos momentos y dedicarse a actividades más livianas como repasar o practicar tests y supuestos.
  • Adapta tu estudio a las actividades de los niños. Siguiendo con el ejemplo anterior, si tienes a tus retoños organizando una fiesta del pijama en la habitación de al lado con amigos, quizás no sea el mejor momento para abordar el temido tema de Contratos de la Administración Pública aunque fuera lo que tenías planeado para ese día. Debes seguir la programación, pero de una forma flexible para que tus horas de estudio sean realmente efectivas.
  • Sé realista. Lo cierto es que el trabajo y los hijos le restan tiempo a la posición, por lo que es perfectamente normal que no puedas estudiar 8 horas al día y que no sigas el mismo ritmo que una persona de 20 años que vive con sus padres y que solo se dedica a opositar. Márcate tu propio ritmo, hazlo con sentido común y recuerda que hace más el que quiere que el que puede.
  • ¡Distracciones fuera! Si tus horas de estudio son limitadas, es fundamental que las exprimas al máximo si vas a opositar trabajando y con hijos. Para eso tienes que olvidarte de mirar el móvil, levantarte a merendar o charlar con tu pareja en medio de la sesión. La disciplina espartana será tu mejor aliada para no despistarte ni un momento y opositar trabajando y con hijos de forma exitosa.
>  ¿Se puede opositar si tengo tatuajes?

Planifica tus descansos

Cuando una persona quiere ponerse en forma y va al gimnasio, es tan importante trabajar los músculos como dejarlos descansar para que se recuperen y puedan dar el máximo en el siguiente entrenamiento.

Pues lo mismo ocurre cuando estudiamos, sobre todo si nos planteamos opositar trabajando y con hijos. Dar lo mejor de nosotros mismos debajo del flexo es fundamental, pero de nada sirve si luego no tienes un descanso de calidad que haga que los conocimientos se asienten y estés en condiciones de abordar un nuevo tema con energía y motivación. Procura desconectar al menos un día a la semana de la oposición y utiliza ese tiempo para estar con tus seres queridos, disfrutar del aire libre, hacer ejercicio y recordar por qué empezaste en esta locura que es la oposición.

Para opositar trabajando y con hijos, también es importante que descanses en las sesiones de estudio. Si por ejemplo ya llevas encerrado o encerrada dos horas delante de los libros, tal vez sea un buen momento para ir a la cocina y merendar con tus niños o dar un paseo de diez minutos hasta el kiosko con ellos.

Tómatelo con calma

Los opositores somos una raza más cercana a los superhéroes que a los seres humanos estándar, pero hay que ser realistas: no somos máquinas, ¡ni falta que hace!

Tienes que ser consciente de que tus circunstancias y prioridades son especiales y que eso probablemente va a interferir en el tiempo que tardes en sacar la plaza. No pierdas los nervios ni la motivación, lo bueno de tener trabajo es que tu situación laboral ya es mejor que la de muchas personas que solo se dedican a estudiar pero que pueden estar pasando por momentos económicos muy complicados.

>  Nota de corte para Ayudante de Instituciones Penitenciarias

Una persona con los objetivos claros y que va paso a paso siempre va a ser más productiva que otra con ansiedad y que pretende hacer lo mismo que los opositores con dedicación completa, ¡tenlo claro!

Disfruta de tu tiempo con tus niños

opositar-con-trabajo-e-hijos

No debes sentirte culpable por pasar tiempo con tus hijos. Probablemente te hayas embarcado en la oposición para darles una vida mejor y ellos son tu mejor motivación.

Después de todo el tiempo de estar con ellos que te van a quitar el trabajo y los estudios, tus niños van a necesitar de tu atención, tu cariño y tus juegos. Dáselos y aprovecha al máximo los recuerdos que vais a forjar juntos. Habrá más convocatorias, pero los primeros pasos de tu hijo o la comunión de tu niña ocurren solo una vez en la vida. Hay que priorizar y nunca perder la perspectiva: la oposición es muy importante, pero tus hijos le dan cuarenta mil vueltas a cualquier examen, ¡faltaría más!

Contar con la ayuda de una academia

Si hay una herramienta que le puede facilitar muchísimo la vida a una persona que va a opositar trabajando y con hijos, es contar con la ayuda de una buena academia. La organización y actualizaciones correrán de su cuenta, por lo que te estará dando ese valiosísimo tiempo del que no dispones. Aumentará tus posibilidades de aprobar de manera extraordinaria y te permitirá tener la mente más despejada y centrada para estudiar y cuidar de tu familia.

En Forvide estaremos encantados de ayudarte a conseguir tu objetivo, contacta con nosotros y piensa en lo orgullosos que estarán tus hijos de ti cuando te vean por primera vez con tu flamante uniforme de Ayudante de Instituciones Penitenciarias.

Recent Posts
puedo-hacer-oposiciones-con-antecedentes-canceladosopositar-con-tatuajes